26 nov. 2010

Soledad en fase I.


Soledad, yo sé que sos divina, que me das el tiempo necesario para pensar, para reflexionar, para meditar acerca de mi vida, de la cantidad de agua que estoy tomando, y de que si vuelve o no mi flequillo de una buena vez por todas. Sé que tengo que disfrutarte, que no sos para siempre, que sos el silencio que aveces me calla. Que las tormentas son cada vez mas ventosas, cada vez mas largas, mas violentas, y que vos me proteges de que la lluvia no me lastime. Pero ya me parece que hay excesiva confianza entre nosotras, y creo que DEBO pedirte un tiempo. Por lo nuestro, por esto y por aquello. Porque nos estamos agarrando de los pelos, y no estamos respetando las necesidades de la otra. Yo requiero cosas que vos claramente no podes darme, y viceversa. Yo se que cuesta despegarse, cuesta armar su propio camino, pero te juro que nunca me voy a olvidar de vos y se que cuando te necesite, vas a estar para mi.
(Te estoy abriendo la puerta) Vete, vuela con el sol y las particulas de tierra, aca ya no hay mas lugar para vos. VETE SOLEDAD, VETE VETE VETEEEEEEEEEE!!!!!!!

9 nov. 2010

Lo prohibido amarra, ata, te agarra de la mano y no te suelta, no permite que te alejes. Te cautiva, te mantiene con la respiración entrecortada. Lo prohibido no te deja dormir, te hace sonreír, te hace querer mas. Lo prohibido nos acelera, nos tranquiliza, nos protege, nos expone. Lo prohibido nos forma una coraza con agujeritos. Lo prohibido siempre nos lleva mas allá, nos transporta a otro planeta, nos guía hacia un lugar que no tiene buen puerto. Nos demuestra lo que es un buen escondite. Nos cierra todas las puertas que nos conducen a un buen accionar.
Y sin dudarlo, lo prohibido me fascina, me enloquece, me marea, me mantiene.

5 nov. 2010

Me parece que ya no hay justificación para esto. Soy una mina que me encantan los problemas. NO HAY CON QUE DARLE.

2 nov. 2010

De vez en cuando la vida te juega mal,
estás colgando de una soga.

1 nov. 2010

Hasta el dia de hoy vi muchas fantasías. Ilusiones que aparecen, como relámpagos nuevos, que iluminan por un instante la ciudad, y en este caso mi mente. Pero está en relativa evidencia, que son solo eso, imágenes que aparecen solo por deseo, o por destino, o porque lo que sea, pero nada en concreto. Así como aparecen, se van. Puedo ver como abren la puerta, y las mal nacidas cierran con llave para nunca más volver. ¿Entonces qué me queda? La huella de que algo pasó. Nosé con exactitud qué es lo que arrebató mi atención, pero sé a ciencia cierta que algo fue. Pero si pido TIEMPO SIN TIEMPO, significa que no necesito tiempo, entonces ¿Señora ilusión, puede abrirle paso a la REALIDAD, para que se quede NO MOMENTANEAMENTE en mi suerte? Basta de aire, ya no quiero más aire. Quiero una ráfaga de viento que despeine mi pelo y desacomode mi vestido. Que venga cargada de hojas de otoño que me hagan sentir el olor a tierra mojada, y me enseñen que pronto esta por llover. Que caigan las gotas sobre mi cara, y que un señor X me esté mirando, observando como mis ojos se cierran para no lastimarse, para poder sentir como el agua resbala por mis mejillas. Quiero sentir el otoño en la piel, el sol en mis manos, la lluvia en mi espalda.

2010, YO PEDI QUE ME TRAJERAS ALGO NUEVO Y VEO QUE ESTAS EMPECINADO EN NO ESCUCHARME. ¿LE VAS A PASAR TUS TRÁMITES AL 2011? SOS O-D-I-O-S-O.

¿Cual es la que se esconde?

Estaba completamente segura de tener 2 personas habitando su interior. Dos personas que luchaban por ganar la personalidad, ganar el cuerpo. Dos personas que salian a la luz en cualquier horario del dia, y que no sabian definirse en tiempos concretos.

Y eso le traía un gran dilema. Porque analizando la situación, sabia que no podía contener dos seres totalmente distintos, irracionales, dentro de una jaula.

Por un lado, estaba Aylen, la que no creía en nada. No creía en el amor, y no quería asomarse a el. No creía en dios, en ningún santo, en ninguna virgen, y menos que menos en la iglesia. No creía en el viento, en la lluvia, ni en el sol. No creía en las personas, desconfiaba de los desconocidos, se mantenía alejada de los enemigos, y no cruzaba palabra con ella misma. Desconfiaba de su ser, por esta dualidad de tener dos personalidades. Dudaba de las buenas voluntades, no se llevaba bien con los siempre contentos, y no habia nada que la terminara de conformar. Para ella, todo tenia un fin, que a la larga o a la corta llegaria.

Por otro lado, y al 100% en desacuerdo con la anterior Aylen, se hallaba Aylen la que estaba enamorada de la vida. La que cerraba los ojos disfrutando el viento que entraba por la ventana del colectivo. La que creía en la sonrisa de la gente, en la luz de las pupilas de un niño, y sobre todo en el amor. El amor conjugado a todos los aspectos de la vida. La que confiaba, caía, volvía a levantar. La que abrazaba a mas no poder, la que era en su totalidad un color lleno de vida. No era increíblemente feliz, pero aprovechaba cada rayito de sol que iluminaba su cara. Su silencio no era mas que un trayecto solo de ida hacia ese lugar donde ella sola sabía llegar, y de donde nunca quería volver.

Dependiendo su estado de animo, cualquiera de las dos Aylenes se activa.

Y hoy por hoy, la optimista, la que cree en el cielo, en su estrella, y en las nubes, está ganando territorio.

Los cambios son necesarios.

A veces los cambios, traen cosas buenas. O eso dicen..
Por mi corta experiencia, jamás me dieron suerte los cambios. Con sonrisa, mala cara o la mejor de mis predisposiciones, los cambios siempre resultan una nueva piedra en mi camino. Con lo cual, siempre acompaño a estos, con un chocolate, un corazón compañero, y una linda música de fondo.
A ver si así resulta..
Aylen, te deseo un ¡BUEN COMIENZO DE BLOG!